ARTÍCULOS DE AVIACIÓN

Componentes helicópteros

Tres son los componentes básicos de los que consta un helicóptero para poder volar: el rotor, el eje de transmisión y el motor.
El rotor principal se compone de dos, cuatro o más palas giratorias encargadas de generar sustentación. Su número depende del diseño del fabricante, si bien a mayor número, menor es la longitud y el peso de las palas, consiguiéndose también un vuelo más suave y con menos vibraciones.
Las palas suelen tener un esqueleto metálico, al que se le añade una cobertura a base de fibra de vidrio, mientras que el borde de ataque se realiza habitualmente en material compuesto de grafito, para hacerlo resistente a la erosión.
Durante el vuelo, las palas del rotor están sometidas a altas fuerzas centrífugas y de sustentación que las elevan por encima del plano de rotación, creando un cono. Sin embargo, cuando las palas del rotor no giran, caen hacia abajo debido a su propio peso.
El rotor antipar o de cola es el encargado de evitar que el fuselaje del helicóptero gire en sentido opuesto al rotor, debido a la ley de acción y reacción de Newton. Para mantener el rotor de cola con un tamaño pequeño, se le sitúa lo más alejado posible del centro de gravedad. También se emplea para compensar dicho par motor en los cambios de potencia, controlando el piloto su funcionamiento por medio de los pedales. Aunque es un elemento necesario, no deja de ser un componente que absorbe entre un 5 y un 30% de la potencia de los motores, dependiendo de la maniobra y de su diseño. Es por ello que ha sido el componente sujeto a más modificaciones dentro del helicóptero.

El eje de transmisión es uno de los elementos más importantes, debido a su complejidad técnica y a la robustez que es necesario dotarle para soportar las altas potencias que tienen que transmitir. Aunque normalmente se realiza en titanio, los diseños más modernos incluyen materiales compuestos.

Por último el motor es el encargado de hacer girar el rotor mediante el eje de transmisión. Los primeros helicópteros tenían un motor alternativo dotado de caja reductora, ya que el rotor gira a una velocidad menor que el motor. La configuración actual es la de instalar uno, dos o hasta tres motores turbo-ejes, que poseen mayor seguridad y fiabilidad, instalados normalmente en la parte superior de la cabina.

No hay comentarios: