Muere Mary Ellis, pionera de la aviación británica, a los 101 años

Mary Ellis posa junto a un Spitfire, en 2015 en Kent (Reino Unido)
Mary Ellis posa junto a un Spitfire, en 2015 en Kent (Reino Unido)
La piloto Mary Ellis, pionera en la aviación británica, ha muerto este martes a los 101 años en su casa de la isla de Wight, en el Canal de la Mancha, ha informado este jueves la cadena pública BBC. Es una de las últimas supervivientes de las mujeres británicas que sirvieron como pilotos durante la II Guerra Mundial.

Ellis fue miembro del servicio Auxiliar de Transporte Aéreo (ATA, por sus siglas en inglés), una organización civil que se ocupaba de transportar los aviones de combate desde las fábricas hasta las distintas bases de la Real Fuerza Aérea británica.

El ATA, operativo entre 1940 y 1945, contaba con 1.152 pilotos varones y 168 pilotos mujeres, además de ingenieros y otros efectivos. Entre ellos estaba Ellis, que dirigió un millar de naves durante el conflicto, incluido el famoso Spitfire.

La piloto, cuyo nombre de soltera era Mary Wilkins, se unió al ATA en 1941, después de escuchar un anuncio justamente en la BBC, según informa esta emisora británica, que señala que fue "rápidamente aceptada".

Ellis estuvo al borde de la muerte en varias ocasiones. Recibió un disparo, posiblemente de fuego amigo, y en una ocasión aterrizó en mitad de la niebla mientras otro Spitfire avanzaba en dirección opuesta, también sobrevivió a un aterrizaje forzoso cuando el tren de aterrizaje de su avión se atascó, provocando que el motor se sobrecalentara.

Cerca de una de cada 10 de las 168 mujeres del ATA murieron durante la guerra. Dora Lang, una de las amigas de Ellis, murió en un accidente en 1944. "La eché muchísimo de menos", llegó a decir. "Durante dos días no me dejaron volar, y yo tampoco quería. Pero después, una se daba cuenta de que eso era una guerra y de que teníamos que continuar con nuestros trabajos. Y eso hicimos", explicó.

En 1950, Ellis pasó a dirigir el aeródromo de Sandown, en la isla de Wight, y en 1961 se casó con Don Ellis, un colega de oficio, con quien vivió junto a esas instalaciones aéreas hasta después de su muerte, en 2009.


Fuente: elpais.com